Logo Psml Small

El palacio es el gran monumento que crece en la villa, acentuando su carácter

Vítor Serrão, Catedrático de Historia del Arte

Todo en Sintra es divino, no hay rincón que no sea un poema

Eça de Queirós, Os Maias, 1888

Sintra es el más bello adiós de Europa, cuando por fin se encuentra con el Mar

Vergílio Ferreira, Louvar Amar

Doy y otorgo a vos, reina Isabel, mis villas de Sintra

Dinis, Rey de Portugal (1261-1325), siglo XIII (último cuarto)

Dos chimeneas acopladas dominan todo el edificio

Hans Christian Andersen, Uma visita a Portugal, 1866

Descripción

En la segunda mitad del siglo XIX, Fernando II y su futura segunda esposa, Elise Hensler, Condesa de Edla, concibieron un Chalet y un Jardín de sensibilidad romántica para uso privado. El edificio, ubicado de forma estratégica en la zona occidental del Parque de la Pena, sigue el modelo de los Chalets Alpinos, de moda en la Europa del momento.

De la ecléctica decoración destacan las pinturas murales, los estucos, los azulejos y el uso del corcho como elemento ornamental. El jardín que rodea el Chalet reúne vegetación autóctona y especies botánicas oriundas de todo el mundo, creando un paisaje exótico en el que sobresalen el Helechal de la Condesa, el Jardín de la Joina, el llamado Caramanchão y los lagos.

Entre 1864 y 1869 se construye el edificio conocido por Chalet de la Condesa d’Edla, desarrollando una importante intervención paisajística en una de las zonas más idílicas y pintorescas del que es considerado el mayor y más emblemático parque romántico creado en Portugal: el Parque de la Pena.

El Chalet es un pequeño edificio poseedor de una fuerte carga escénica, cuyo exterior es definido por la horizontalidad de la pintura, que imita la textura de la madera, y por el corcho que recubre balaústres, perfila aleros, enmarca vanos y simula enredaderas.

Las monumentales rocas graníticas del jardín y las vistas sobre el valle, el mar, el Palacio de la Pena, el Castillo de los Moros y la Cruz Alta, potencian el efectismo del edificio y del conjunto paisajístico.

El jardín incluye una zona formal de gran colorido (camelias, rododendros y azaleas) y un exótico paisaje compuesto por más de doscientas especies botánicas, repleto de ángulos, senderos, bancos y miradores, permitiendo al visitante disfrutar de un agradable paseo entre el Chalet y el Palacio de la Pena. A lo largo del camino que desciende hasta el Helechal de la Condesa, los elementos ornamentales se funden con el entorno de forma orgánica, casi inesperada. El valle situado en la zona oriental fue el lugar elegido para la instalación del Helechal, primera colección de helechos en el Parque de la Pena, entre los que destacan los helechos arbóreos de Australia y Nueva Zelanda.

Junto al jardín de la Condesa se encuentran las instalaciones de la Quinta de la Pena, que incluyen las Caballerizas (Abegoaria) y un espacio para las calesas que realizan paseos en el Parque da Pena.

La intervención de recuperación y restauración

A consecuencia del incendio que destruyó parcialmente el Chalet, la empresa Parques de Sintra-Monte da Lua asumió la reconstrucción del edificio y del jardín con el propósito de: restablecer su estado original, recuperando así un importante valor cultural histórico-artístico; poner en valor el entorno y la colección botánica; y reponer e instalar las infraestructuras necesarias para el mantenimiento de la zona. Para alcanzar esos objetivos se formó un equipo multidisciplinario, en sintonía con las recomendaciones de las cartas internacionales para la restauración, protección y puesta en valor del patrimonio.

En 2011, tras un minucioso proceso de recuperación y restauración apoyado por EEA Grants, chalet y jardín abrieron de nuevo sus puertas al público. Un edificio singular y un jardín de sensaciones que los visitantes pueden descubrir a su propio ritmo.

El Jardín y Chalet de la Condesa d’Edla fueron declarados Bienes de Interés Público en 1993, integrándose en el Paisaje Cultural de Sintra, clasificado en 1995 Patrimonio Mundial de la Humanidad.
En 2012 el proyecto de recuperación ganó el Premio Turismo de Portugal en la categoría “Nuevo Proyecto Público” y recibió el Premio Gremio Literario.

En 2013 el proyecto de recuperación también fue distinguido con el Premio Unión Europea para el Patrimonio Cultural-Europa Nostra, en la categoría “Conservación”.

img pintrest